Lo que deberías saber sobre el Marketing 360º

marketing-360Hacer marketing 360º significa conciliar el mundo analógico con el digital, aunar esfuerzos hacia una meta común. Se comienza estableciendo las líneas maestras de actuación, teniendo en cuenta que los 3 ejes principales para la puesta en valor de las empresas en la nueva era digital son su marca, la forma en que se comunica con sus clientes y la conversión en resultados. Y… ¡en marcha!:

1.- Definimos la “identidad” de marca.

Cada día recibimos multitud de mensajes emitidos por las marcas existentes en el mercado. La marca consigue posicionarnos en la mente del consumidor a través de su relación con éste y las sensaciones que en él provoca. De ahí la importancia de que la marca tenga un valor, una personalidad, que sea la misma independientemente del canal en que se actúe. Esto nos permitirá ser percibidos como diferentes, únicos, y ser fácilmente reconocibles y perdurables en el tiempo.

2.- La selección de la estrategia

El objetivo de la estrategia de comunicación es “ocupar” un espacio en la mente del consumidor, y debe estar alineado con los valores, visión, misión y competencias propias para mantener la coherencia en el mensaje y la ejecución.

A la hora de optar por una estrategia siempre contemplamos varias alternativas, cada una de ellas tendrá sus ventajas y desventajas. Pero una vez elegida la estrategia a seguir, todos los elementos de la comunicación deben converger hacia la misma dirección. La coherencia nos conduce a la eficacia.

3.- Medir, medir, medir.

Las campañas de marketing 360º se sirven de distintos canales, cada uno con su objetivo pero siempre coherentes con la estrategia global.  Es muy importante saber que todos estos canales deben ser medidos ¿cómo valorar lo que no se mide?

En marketing 360º, los clientes están situados en el centro de la estrategia, y todo lo que hacemos cobra sentido si proporcionamos resultados medibles.

Entonces, ¿por qué es más eficaz para una empresa hacer marketing 360º?

Porque el consumidor nos percibe como un todo. Y el todo es mayor que la suma de las partes. Integrando los medios existentes para alcanzar al público objetivo las empresas obtienen mejores resultados, porque se benefician de las sinergias. Sólo así se consigue transmitir un posicionamiento coherente y fidelizar a los usuarios.